El arte del bienvivir

Publicada en Publicada en Autónomos y micropymes, Blended, Blog, Castilla-La Mancha, Consultoras, Consultoría, Contenidos, Elearning, Empresas, España, Fundaciones y ONGs, Impartición, Organismos oficiales, Plataforma, Presencial, PYMEs, Toledo, Usuario final, Valores

Hay un concepto con el que estamos trabajando en Ébolo para el diseño de nuestros cursos propios. Este concepto es el de “Bienvivir“. Es un término poco usado que significa…

Según la RAE significa:

1. intr. Vivir con holgura.

2. intr. Vivir honestamente.

En Ébolo hemos completado la definición…

Sistema de planteamientos, estrategias, decisiones y actos encaminados a vivir confortable y plenamente, siguiendo tus propios principios, de manera sostenible y colaborando con la comunidad.

Si analizamos el concepto, descansa en varios pilares.

  • Proceso estructurado y finalista.
  • Vida completa y confortable.
  • Siguiendo unos principios propios.
  • Sostenible e integrado en la comunidad.

Este concepto, fácil de entender pero de escaso uso, se relaciona con otros más conocidos como:

  • Malvivir. Vivir pobremente sin tener cubiertas las necesidades básicas.
  • Sobrevivir. Vivir después de la muerte de otro, o después de un determinado suceso.
  • Buen vivir. Lo entendemos a medio camino entre la Dolce vita y el Bienvivir.  Tener calidad de vida, con recursos y comodidades y reducción de preocupaciones.
  • Dolce vita. Estilo de vida frívolo y placentero.
  • Felicidad. Estado de grata satisfacción espiritual y física.

¿Se puede aprender a Bienvivir?

Por supuesto que sí. Si sabemos qué queremos y cómo lo queremos, sólo hay que tomar decisiones y acciones que nos lleven a ello. Entre dos trabajos, uno con condiciones inhumanas, pero con buen sueldo y otro con menor sueldo y buenas condiciones, sólo hay que echar cuentas y tomar decisiones. En caso de tener que decidirse por el trabajo inhumano, desde el primer día hay que seguir a la búsqueda de empleo y no acostumbrarse a que nos traten mal.

¿Se puede enseñar a Bienvivir?

Seguro. En Ébolo lo hacemos. En cualquiera de los terrenos se puede. Empresas como Google han demostrado que hay otras formas de gestión que, además, son muy rentables. Pero no todo se ciñe al trabajo.

Incluso en situaciones duras, cómo puede ser cuidar a un familiar enfermo, uno puede, dentro del dolor, sentirse orgulloso por ayudar a pasar mejores momentos. Las tareas asistenciales pueden ser muy gratificantes. Y, ¿por qué no ir al físio cuando te duele la espalda? Sentir que te cuidas también nos hace felices.

¿Qué hace Ébolo con el Bienvivir?

Es un objetivo transversal de todas nuestros cursos propios.

Sea cual sea la temática, atendemos no solo el lado técnico sino también el humano, buscando las técnicas y los procesos de toma de decisiones que atiendan también a las consecuencias en las personas.

Tenemos cursos que son específicos de bienvivir y otros que, siendo de cualquier especialidad, tiene en cuenta la variable humana.

Veamos un ejemplo.

Si estamos diseñando las operaciones del lanzamiento de un producto, el día de la semana afecta mucho y puede complicarnos la vida.

Imaginemos que que vamos a lanzar un producto informático, que está probado pero que puede dar problemas (como todos los lanzamientos). Tenemos dos posibilidades.

  • Lanzarlo en viernes. La ventaja es que no se utilizará mucho y los fallos que se puedan encontrar se resuelven en fin de semana. De esta manera tienen poco impacto.
  • Lanzarlo en lunes.  Ventaja: tenemos el 100% de los recursos durante toda la semana para resolver las incidencias, sin tocar el fin de semana.

Si lanzamos muchos productos, seguramente lo recomendable será lanzarlos los lunes, evitando así “quemar” a los empleados si se quedan sin descanso cada dos por tres.

Si lanzamos pocos productos, muchos preferirán hacerlo en viernes, pues prefieren sacrificar el fin de semana pero vivir con menos tensión.

Como se ve en este ejemplo, el bienvivir trata de añadir una variable más al proceso de toma de decisiones, no de dedicarse a la “Dolce vita”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *